viernes, 17 de marzo de 2017

Cuando perdonar es imposible




El 28 de febrero de 1944 la familia holandesa Ten Boom, fue apresada por los nazis por ayudar y proteger a judíos en su propia casa. La única sobreviviente del campo de concentración a donde los llevaron fue Corrie Ten Boom.

Posterior a su liberación, en 1947, ella daba una charla en una iglesia en Berlín Alemania sobre el perdón y la misericordia. Cuando terminó, un hombre se le acercó y le preguntó si lo reconocía.

De repente, ella ve aquel rostro; era un ex guardia del campo de concentración donde había estado prisionera. Él había sido uno de los hombres más crueles en aquel sitio de exterminio nazi.

El hombre le comentó que ahora era cristiano y que comprendía que había sido perdonado por los pecados cometidos. El ex guardia le había pedido a Dios su Gracia y la oportunidad para pedirle perdón a una de sus victimas. Ahora estaba frente ella con la mano extendida pidiéndole perdón.

En un primer instante Corrie no pudo perdonarlo. Revivió el gran dolor que sintió cuando aquél hombre asesinó a su hermana, Betsy; pocos días antes que el ejercito Aliado lograra liberar a los judíos de aquel sitio.

Luego del primer impacto, ella comprendió que si no perdonaba a ese hombre tampoco ella tenía perdón. Recordó las palabras de Jesús:

- "Cuando no perdonas a aquellos que han pecado contra ti, tampoco el Padre del Cielo te perdonará tus pecados" (Mateo 6,15)

Pero Corrie sólo podía sentir en su corazón odio. No tenía el amor suficiente para perdonarlo. Al momento siguiente, vino a su mente las siguientes palabras:

- "El amor de Dios ha sido derramado en nuestro corazón por el don del Espíritu Santo" (Romanos 5,5)

En ese instante dio gracias a Dios porque entendió que su amor es más grande que cualquier odio o falta de perdón. Se sintió libre, y durante un largo rato se estrecharon las manos, del antiguo guardia y la antigua prisionera.

Una fuerza de amor invadía todo su cuerpo y la sentía correr hasta su brazo, una experiencia nueva que la deja asombrada:

- "Yo nunca había sentido el océano infinito del amor de Dios de esa manera, hasta que yo perdoné a mis enemigos"

Corrie vivió hasta los 91 años, escribió varios libros autobiográficos, dio
conferencias por todo el mundo y abrió centros de rehabilitación para las victimas de la guerra.

Según su experiencia en el trabajo con las personas que lograron sobrevivir al holocausto:

- "Aquellos que fueron capaces de perdonar son los que mejor pudieron reconstruir sus vidas".


domingo, 5 de marzo de 2017

Serás un triunfador



Cuando el egoísmo no limite tu capacidad de amar.
Cuando confíes en ti mismo aunque todos duden de ti y dejes de preocuparte por el qué dirán.
Cuando tus acciones sean tan concisas en duración como largas en resultados.
Cuando puedas renunciar a la rutina sin que ello altere el metabolismo de tu vida.
Cuando sepas distinguir una sonrisa de una burla, y prefieras la eterna lucha que la compra de la falsa victoria.
Cuando actúes por convicción y no por adulación.
Cuando puedas ser pobre sin perder tu riqueza y rico sin perder tu humildad.
Cuando sepas perdonar tan fácilmente como ahora te disculpas.
Cuando puedas caminar junto al pobre sin olvidar que es un hombre, y junto al rico sin pensar que es un dios.
Cuando sepas enfrentar tus errores tan fácil y positivamente como tus aciertos.
Cuando halles satisfacción compartiendo tu riqueza.
Cuando sepas obsequiar tu silencio a quien no te pide palabras, y tu ausencia a quien no te aprecia.
Cuando ya no debas sufrir por conocer la felicidad y no seas capaz de cambiar tus sentimientos o tus metas por el placer.
Cuando no trates de hallar las respuestas en las cosas que te rodean, sino en Dios y en tu propia persona.
Cuando aceptes los errores, cuando no pierdas la calma, entonces y sólo entonces, serás... ¡UN TRIUNFADOR!

Autor desconocido



jueves, 2 de marzo de 2017

Frase célebre de San Juan XXIII


San Juan XXIII: Papa de la Iglesia católica de 1958-1963. Caracterizado por su buen sentido del humor, conocido como "El Papa Bueno" (Il Papa Buono). Canonizado en el año 2014.

martes, 14 de febrero de 2017

Si estás enamorado ¡No Te Cases!


Si estás enamorado ¡No te cases! es el nuevo vídeo creado por Santiago Requejo, un joven español que en su pagina web soyamante.org busca generar campañas virales sobre el amor verdadero.

En esta ocasión el vídeo presentado por varias parejas de casados, muestra la experiencia de la etapa del enamoramiento, aquellas cosas que se hacen y sienten en la etapa inicial de una relación y ante las cuales la invitación inicial de las experimentadas parejas es: ¡No te cases!...

Posteriormente, basados en la Primera Carta de San Pablo a los Corintios 13, plantean la necesidad de ir más allá de esa primera etapa y reconocer que el amor real madura con el tiempo.

El vídeo es una valiosa iniciativa que en tan sólo 3 días ya tiene más de 19 millones de visitas. 

Puedes conocer más vídeos de otras campañas lanzadas por la página visitando la web oficial   o su canal en You Tube San Valentín


miércoles, 1 de febrero de 2017

Un pastel delicioso


A veces me pregunto: ¿qué hice para padecer esto?, ¿por qué Dios lo permitió? ¡Aquí hay una explicación maravillosa!

Una hija le comentaba a su madre cómo todo le iba mal. Había suspendido álgebra, su novio cortó con ella y su mejor amiga se esta mudando de ciudad.

Mientras charlaban, su mamá estaba preparando un pastel y le preguntó a su hija:

- ¿Quieres comer algo ?

Y la hija le respondió: - Claro mamá, ¿me das un pedazo de tu pastel?

La mamá le contestó: -Ten , tómate este aceite.

- ¡Venga ya!, respondió la hija.

- ¿Qué tal un par de huevos crudos?, preguntó la madre.

- ¡Que asco, mamá!, respondió la hija.

- Entonces, ¿quieres algo de harina? ¿O qué tal bicarbonato?, insistió la madre.

- Mamá, ¡todo eso es asqueroso!, respondió la hija.

A lo cual la madre responde : - Sí, todas esas cosas parecen malas por sí solas. Pero cuando las unes de la manera adecuada, hacen un pastel delicioso.

Así trabaja Dios. Muchas veces nos preguntamos por qué nos permite pasar por tiempos tan malos y difíciles. Pero Dios sabe que cuando pone todas estas cosas en orden, siempre serán para nuestro bien.

Sólo tenemos que confiar en Él y, tarde o temprano, ¡estas cosas harán algo maravilloso!

Autor desconocido

viernes, 13 de enero de 2017

¿Qué es el amor? Alice von Hildebrand


La doctora Alice von Hildebrand, de nacionalidad belga, expone el tema del amor en una entrevista de la cadena EWTN. Da claras explicaciones sobre el amor natural y sobrenatural, y la importancia de desarrollar el amor a Dios para lograr la plenitud y tener relaciones afectivas más armoniosas.

viernes, 30 de diciembre de 2016

Y Dios dijo

Si nadie te ama, mi alegría es amarte.
Si lloras, estoy deseando consolarte.
Si eres débil, te daré mi fuerza y mi alegría.
Si nadie te necesita, yo te busco.
Si eres inútil, yo no puedo prescindir de ti.
Si estás vacío, mi ternura te colmará.
Si tienes miedo, te llevo en mis brazos.
Si quieres caminar, iré contigo.
Si me llamas, vengo siempre.
Si te pierdes, no duermo hasta encontrarte.
Si estás cansado, soy tu descanso.
Si pecas, soy tu perdón.
Si me hablas, trátame de tú.
Si me pides, soy don para ti.
Si me necesitas, te digo: estoy aquí dentro de ti.
Si te resistes, no quiero que hagas nada a la fuerza.
Si estás a oscuras, soy lámpara para tus pasos.
Si tienes hambre, soy pan de vida para ti.
Si eres infiel, yo soy fiel contigo.
Si quieres hablar, yo te escucho siempre.
Si me miras, verás la verdad en tu corazón.
Si estás en prisión , te voy a visitar y liberar.
Si te marchas, no quiero que guardes las apariencias.
Si piensas que soy tu rival, no quiero quedar por encima de ti
Si quieres ver mi rostro, mira una flor, una fuente, un niño.
Si estás excluido, yo soy afiliado.
Si todos te olvidan, mis entrañas se estremecen recordándote.
Si no tienes a nadie, me tienes a mí.
Si eres silencio, mi palabra habitará en tu corazón.

sábado, 24 de diciembre de 2016

¿Cómo he nacido?


¿Cómo he nacido?
Dice Dios:
Nací desnudo para que tú sepas despojarte de ti mismo.
Nací pobre para que tú puedas considerarme la única riqueza.
Nací en un establo para que tú aprendas a santificar cada ambiente.
Nací débil para que tú no tengas nunca miedo de mí.
Nací por amor para que tú no dudes nunca de mi amor.
Nací de noche para que tú creas que te puedo iluminar cualquier realidad.
Nací persona para que no te avergüences nunca de ser tú mismo.
Nací hombre para que tú puedas ser "Dios".
Nací perseguido para que tú sepas aceptar las dificultades.
Nací en tu vida para atraer a todos a la casa del Padre.
Jesús nace entre los pobres, los marginados, los que sufren, lloran, gritan al cielo, los afligidos, los oprimidos, cuantos lo sirvan y esperan

Texto de los Sacerdotes del corazón de Jesús. Revista Juventud Reparadora, nº 358

jueves, 22 de diciembre de 2016

Adora y Confía -Teilhard de Chardin



No te inquietes por las dificultades de la vida, por sus altibajos, por sus decepciones, por su porvenir más o menos sombrío. Quiere lo que Dios quiere.

Ofrécele en medio de inquietudes y dificultades el sacrificio de tu alma sencilla que, pese a todo, acepta los designios de su providencia. Poco importa que te consideres un frustrado si Dios te considera plenamente realizado, a su gusto.

Piérdete confiado ciegamente en ese Dios que te quiere para sí. Y que llegará hasta ti, aunque jamás lo veas. Piensa que estás en sus manos, tanto más fuertemente cogido, cuanto más decaído y triste te encuentres.

Vive feliz. Te lo suplico. Vive en paz. Que nada te altere. Que nada sea capaz de quitarte tu paz. Ni la fatiga psíquica. Ni tus fallos morales.

Haz que brote, y conserva siempre sobre tu rostro,una dulce sonrisa, reflejo de la que el Señor continuamente te dirige. Y en el fondo de tu alma coloca, antes que nada, como fuente de energía y criterio de verdad, todo aquello que te llene de la paz de Dios.

Recuerda: cuanto te deprima e inquiete es falso. Te lo aseguro en el nombre de las leyes de la vida y de las promesas de Dios.

Por eso, cuando te sientas apesadumbrado, triste, adora y confía

Teilhard de Chardin

lunes, 19 de diciembre de 2016

Tarde te he amado - San Agustín



Tarde te he amado, Belleza siempre antigua
y siempre nueva. Tarde te he amado.
Y, he aquí que tú estabas dentro y yo fuera.
Y te buscaba fuera. Desorientado, iba corriendo
tras esas formas de belleza que tú habías creado.
Tú estabas conmigo, y yo no estaba contigo
cuando esas cosas me retenían lejos de ti,
cosas cuyo único ser era estar en ti.

Me llamaste, me gritaste e irrumpiste
a través de mi sordera. Brillaste,
resplandeciste y acabaste con mi ceguera.
Te hiciste todo fragancia, y yo aspiré
y suspiré por ti. Te saboreé, y ahora
tengo hambre y sed de ti. Me tocaste,
y ahora deseo tu abrazo ardientemente.

San Agustín

viernes, 25 de noviembre de 2016

Decálogo para recordar sanamente





1. No te lamentes de las oportunidades perdidas. Mientras lo haces, quizás esté pasando el último tren por delante de tu casa, tal vez está amaneciendo de nuevo, acaso alguien esté llamando a tu puerta.

2. No sigas castigándote por los errores cometidos. Es como repetir siempre la misma asignatura. De este modo, nunca aprenderás la lección del amor que Dios te regala cada día, ni el arte de conjugar la vida. El pasado pasó. ¡Desahoga en Él tus afanes!

3. Vive agradecidamente el presente: es tu tiempo y tu tarea. De lo contrario, tu futuro puede convertirse en una vana ficción.

4. En la adversidad y en la debilidad haz también memoria: reaviva energías que ya usaste, despierta recursos qué conoces, desempolva entusiasmos que ya gozaste. Saborearás de nuevo la vida.

5. No uses de tu pasado como pretexto compensatorio, como arma arrojadiza contra alguien, como acumulador de resentimientos: terminará por ser más fuerte que tú.

6. La nostalgia es actitud de necios. Lo mejor, lo más interesante, lo nuevo (incluso cuando la soledad parece cegarte) es tu presente: acógelo, sácale partida.

7. Si ya no tienes objetivos, ilusiones y esperanza aterrizarás forzosa y peligrosamente en el pasado. Deja, por tanto, que por algún resquicio de tu alma o de tus ventanas, entre un poco de aire que mantenga vivo el rescoldo.

8. Mira siempre agradecido a tu pasado. No te faltan motivos para ello. Descubrirás que, a pesar de todo, ha valido la pena haber sido escogido desde la eternidad de Dios para la aventura maravillosa de la vida.

9. Vive cada día como una nueva oportunidad. En el pórtico de la Vida que te ha sido prometida, ya puedes decir (con modestia, claro): Confieso que he vivido.

10. Haz memoria de Jesucristo, resucitado de entre los muertos. La fe de los cristianos tiene su origen en la historia de Aquél que pasó entre nosotros haciendo el bien. Pero no pasó. Sigue vivo. Ser y hacer memoria de Él es apuntarse a la mejor conjugación: He vivido, vivo y... viviré.


lunes, 31 de octubre de 2016

La sonrisa



No cuesta nada pero vale mucho.
Enriquece al que la recibe,
Sin empobrecer al que la da.

Se realiza en un instante,
y su memoria perdura para siempre.

Nadie es tan rico
que pueda prescindir de ella,
ni tan pobre que no pueda darla.

Y, con todo, no puede ser comprobada,
mendigada, robada,
porque no existe hasta que se da.

Y si en el momento de comprar,
el vencedor está tan cansado
que no puede sonreír,
¿quieres tu darle una sonrisa?.

Porque nadie necesita tanto una sonrisa
como los que no tienen una

para dar a los demás.

San Alberto Hurtado

miércoles, 19 de octubre de 2016

Poema sobre el perdón: Si una espina me hiere...



¡Si una espina me hiere, me aparto de la espina,
...pero no la aborrezco! Cuando la mezquindad
envidiosa en mí clava los dardos de su inquina,
esquívase en silencio mi planta, y se encamina,
hacia más puro ambiente de amor y caridad.

¿Rencores? ¡De qué sirven! ¡Qué logran los rencores!
Ni restañan heridas, ni corrigen el mal.
Mi rosal tiene apenas tiempo para dar flores,
y no prodiga savias en pinchos punzadores:
si pasa mi enemigo cerca de mi rosal,

se llevará las rosas de más sutil esencia;
y si notare en ellas algún rojo vivaz,
¡será el de aquella sangre que su malevolencia
de ayer, vertió, al herirme con encono y violencia,
y que el rosal devuelve, trocada en flor de paz!

Amado Nervo



miércoles, 12 de octubre de 2016

Si me quieres, quiéreme entera



Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra...
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca. Y gris, y verde, y rubia,
y morena...
Quiéreme día,
quiéreme noche...
¡Y madrugada en la ventana abierta!

Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda... O no me quieras!


Dulce María Loynaz