viernes, 14 de julio de 2017

Ya no recibes cartas de amor



Cada mañana consultas cuatro tipos de mensajerías: 
el contestador automático de tu domicilio, 
el de tu despacho, 
el buzón de voz de tu teléfono móvil
y los e-mails de tu iMac.
Sólo el buzón de tu casa 
permanece desesperadamente vacío. 
Ya no recibes cartas de amor. 
No recibirás nunca más hojas de papel
cubiertas con una tímida caligrafía 
e impregnadas de lágrimas
y perfumadas de amor
y dobladas con emoción, 
con la dirección cuidadosamente
copiada en el sobre, 
como una imprecación para el cartero: 
"no te pierdas por el camino, oh cartero, 
lleva esta importante misiva
a su tan deseado destino"


Frédéric Beigbeder
Escritor, novelista, ensayista, guionista y crítico literario francés
Nota: texto original en prosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario