viernes, 18 de diciembre de 2015

Pregón para una Navidad entre miedos - Martín Descalzo



¿Han visto ustedes cómo esperan los niños a los Reyes? No pueden aguantar ya la espera, arden sus ojos y sus almas, pero su espera no es torturadora, sus miradas se encienden, pero no vuelven vidriosos sus ojos. ¿Sabéis por qué? Porque los niños nunca se preguntan si lo que vendrá el día de Reyes es hermoso o feo, magnífico o terrible. Ellos saben que lo que viene es incuestionablemente hermoso. Lo único que ignoran es qué clase de hermosura tendrá lo que va a llegar.

La suya es una esperanza gozosa porque es cierta. Los niños saben que son amados. Sólo quieren saber cómo les expresarán este año su amor. Por eso los niños viven en la alegría, mientras nosotros braceamos por ella. A los niños basta un rayo de sol para alegrarles. Pero hace falta todo un sol entero —ha escrito Goldvvitzer— para que el corazón helado de un adulto pueda deshelarse.

El hombre no sabe esperar. Y espera, además, lo que no debe. Por eso no entendimos a Dios cuando vino. Esperábamos ver en sus manos el poder y vimos la pobreza. Esperábamos la cólera destructora de los enemigos y vino la gran misericordia. Esperábamos misteriosas revelaciones y vino un pedacito de carne que, con muchos esfuerzos, aprendió a decir papá y mamá. Y es que —ya veis qué loco— Dios quería ser amado.

Y sabía muy bien que los hombres no sabemos amar una cosa a menos que podamos rodearla con los brazos. Y al Dios de los Ejércitos podíamos temerle. Al Dios de los filósofos podíamos admirarle. Sólo le amaríamos si se hacía bebé.

Por eso la Navidad es vértigo, desconcierto, exceso y desbordamiento. Por eso la Navidad viene a quitarnos las caretas de importancia con las que, a lo largo de la vida, nos hemos ido disfrazando. Viene a derretir los kilos de sebo y de grasa con los que fuimos embadurnando y amortajando nuestra infancia.

Porque —alleluia, alleluia!— la infancia es inmortal; al niño que fuimos puede arrinconársele, amordazársele, cloroformizársele. Matarle, no. Y el niño que hemos sido está aún ahí, dentro de nosotros, encerrado entre nuestros títulos y tarjetas de crédito, amordazado por nuestra experiencia, pero vivo. No se resigna a morir, grita, patalea dentro de nosotros. 

Las esquirlas de amor que aún, a veces, nos salen del alma son esos gritos y esos pataleos. Dostoievski decía que «el hombre que guarda muchos recuerdos de su infancia, ése está salvado para siempre». Y así es cómo nosotros estamos salvados en la medida en que la Navidad pueda resucitar al chiquillo que fuimos.

Estos son días para descubrir cuan locos estamos, para aprender que la experiencia es sólo una señora que nos da un peine cuando ya estamos calvos, y que es mucho mejor un pelo despeinado que un peine sin porqué ni para qué. Días para descubrir que el agua vale más que los cheques, que un poeta es más útil que un político, que un niño es más importante que un emperador, que la fe es la mejor lotería, que un brasero y amor en torno a él debería cotizarse altísimo en Bolsa.

Por eso en esta Navidad... , en la que el mundo tiembla de hambre y de guerra, de paro y bomba atómica, en esta tierra nuestra que está casi olvidando ya el sabor de la esperanza, la Navidad y el pequeño Dios vienen a despertarnos de tanto y tanto miedo y a enseñarnos a mirar la vida con los ojos ardientes con los que hace años esperábamos a los Magos.

A mí me gustaría que el mundo volviera a ser una gran escuela, que estuviéramos aún todos sentados en los viejos pupitres, que Dios fuera el maestro que escribe en la pizarra el verbo «amar».

Y me gusta repetirles a mis amigos aquella gran lección que daba un día Bernanos a los niños de una escuela: «No olvidéis nunca que este mundo odioso se mantiene en pie por la dulce complicidad —siempre combatida, siempre renaciente— de los santos, de los poetas y de los niños. ¡Sed fieles a los santos! ¡Sed fieles a los poetas! ¡Permaneced fieles a la infancia! ¡Y no os convirtáis nunca en personas mayores!»

Porque, si lográramos esas tres fidelidades, en el mundo sería siempre Navidad. Y la alegría sería mucho más ancha y fuerte que los miedos. 

sábado, 12 de diciembre de 2015

Un regalo para la comunidad Nonaam Wounaam


Amigos seguidores de este blog:

Hace un tiempo, mi amiga Esperanza Casas, una mujer que ha trabajado durante muchos años y de manera desinteresada como Promotora  Cultural Indígena, me contó la historia de Farub y su familia:

Farub era un niño de 4 años de la comunidad indígena nonaam wounaam, que vivía en Taparalito, en el alto río San Juan, zona selvática alejada de Quibdó, Chocó. Su nombre no es nativo, Juan, su padre, le dio ese nombre en honor a la amistad con un hombre árabe llamado igual.

El niño fue remitido por un problema médico a Bogotá. En el hospital, los médicos y las enfermeras le brindaron, además de la atención profesional, amor y afecto al único niño indígena wounaam que había allí.

Él, que estaba aprendiendo sus primeras palabras en español, no pedía regalos, ni juguetes, ni videojuegos, le decía a mi amiga: “esperanta tráeme cuadeno yo tarea pa tú”

Luego de un tiempo hospitalizado fue sometido a una  cirugía del corazón, desafortunadamente, el pequeño Farub falleció. En la morgue del hospital, según relata Esperanza*, Juan le tomó la mano al pequeño y le tejió una hermosa trenza con chaquiras de colores, mientras, Mary la madre le cantaba:

Mu chain japosim (mi niño nació)
Mu chain jaojim (ni niño creció)
Mu chain japichin (mi niño corrió)
Mu chain incasim (mi niño jugó)

Con la ayuda de varias personas, Farub pudo ser velado y luego llevado de regreso a su comunidad en la selva, donde fue enterrado. Ahora, en aquel lugar, crece un hermoso y frondoso árbol.

La familia de Farub hace parte de las pocas que permanecen en su territorio; luchando por preservar sus tierras ancestrales y conservar su cultura.  Muchas se han desplazado por las amenazas de los grupos armados,  entre ellos: las guerrillas, los paramilitares y las bandas de narcotraficantes. Según algunos informes oficiales, se calcula que sólo quedan en todo el país 3000 personas de esta etnia y están en peligro de extinción.

Juan, el padre de Farub,  es un guerrero: terminó enfermería en el SENA; luego estudió pedagogía; hoy es profesor de la escuela de la comunidad; ahora viaja 7 horas por el río para asistir a sus clases en la UNAD sede Quibdó, donde se prepara para ser filósofo y seguir ayudando a su comunidad. Mary, por su parte, trabajó varios años como madre comunitaria.

La familia tiene ya 8 hijos, que Juan y su esposa educan de manera ejemplar: con una inmensa riqueza cultural sobre el respeto a la naturaleza, la convivencia pacífica en comunidad,  la preservación del arte de la cestería, la elaboración de adornos con chaquiras, la talla de la madera de alta calidad y los bastones de mando.

Tras esta historia admirable de lucha y superación de la FAMILIA CHICHILIANO MÁLAGA, te invito a apoyarlos en su valiente tarea; mediante un donativo que llegará directamente a ellos en Colombia:

Nombre: Juan Chichiliano Málaga
Cuenta de ahorros Banco Popular # 23038015933-5

También, en memoria del pequeño Farub que pedía cuadernos y no juguetes, estamos haciendo una campaña para recibir útiles escolares nuevos; para que los niños wounaam que ahora viven en Bogotá, puedan tener sus implementos para ir a la escuela el próximo año 2016. Quien desee unirse a esta iniciativa por favor comuníquese conmigo moraleonliliana10@gmail.com.

*Quiero expresar un enorme agradecimiento a mi amiga Esperanza por compartir esta historia, que aún narra con lágrimas.

Emberá significa “hombre bueno” “buen amigo”
¡Gracias amigos por sus corazones generosos!


Liliana

No culpes a nadie



Nunca te quejes de nadie, ni de nada,
porque fundamentalmente tú has hecho
lo que querías en tu vida.

Acepta la dificultad de edificarte a ti
mismo y el valor de empezar corrigiéndote.
El triunfo del verdadero hombre surge
de las cenizas de su error

Nunca te quejes de tu soledad o de tu
suerte, enfréntala con valor y acéptala.
De una manera u otra es el resultado de
tus actos y piensa que tú siempre
has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso
Ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o
seguirás justificándote como un niño.
Recuerda que cualquier momento es
bueno para comenzar y que ninguno
es tan terrible para claudicar.

No olvides que la causa de tu presente
es tu pasado así como la causa de tu
futuro será tu presente.

Aprende de los audaces, de los fuertes,
de quien no acepta situaciones, de quien
vivirá a pesar de todo. Piensa menos en
tus problemas y más en tu trabajo y tus
problemas, sin eliminarlos, morirán.

Aprende a nacer desde el dolor y a ser
más grande que el más grande de los
obstáculos. Mírate en el espejo de ti mismo
y serás libre y fuerte y dejarás de ser un
títere de las circunstancias porque tu
mismo eres tu destino.

Levántate y mira el sol por las mañanas
y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de tu vida,
ahora despiértate, lucha, camina, decídete
y triunfarás en la vida. Nunca pienses en
la suerte, porque la suerte es
el pretexto de los fracasados.



lunes, 7 de diciembre de 2015

Frase de Hermann Hesse sobre la fuerza y la misericordia



Hermann Hessel (1877-1962) Novelista y poeta alemán. Premio Nobel en 1964. Reconocido por sus obras de profundidad sobre la naturaleza humana, la búsqueda del sentido de la existencia y de la verdadera libertad. Entre sus obras se destacan: Peter Camenzind, Bajo la Rueda, Demian, esta última considera su mejor novela.

Por favor, no más guerra



viernes, 4 de diciembre de 2015

Santiago Cruz comparte con sus seguidores un mensaje sobre su adicción

Santiago Cruz es uno de mis cantantes y compositores preferidos, al cual sigo desde mi cuenta personal de facebook. Siempre me encantan sus canciones por la profundidad de los sentimientos que allí expresa y su autenticidad. Esta mañana Santiago publicó en su muro el texto que les comparto, de cuya lectura se deduce que es un hombre que lucha día a día por superar una adicción. 

Quien ha caído en una adicción, sabe que es un trabajo para toda la vida, de salir victorioso un día a la vez. En un medio artístico, que mueve tantas oportunidades de caer en adicciones de todo tipo, su compromiso debe ser como él dice: ¡De valientes!. Un ejemplo de superación para tantas personas que viven situaciones que los encadenan; ofreciéndoles un placer temporal y dejándolos luego con una sensación de vacío permanente.




"Hoy es como mi segundo cumpleaños, ya son 9 años de haber recuperado el goce y el disfrute pleno de mi vida. Si ud. siente que sus compulsiones y adicciones le ganan, pida ayuda, eso sí, hágalo por usted, no lo haga por nadie más. Valiente no es quien se hunde solo, dejando un reguero de dolor, ¡valiente es quien pide ayuda y quiere quererse!"

-Santiago Cruz- 



Para que disfruten una de sus hermosas canciones, publico el vídeo de "La Memoria de los Sentimientos". A veces las adicciones son así: dejan recuerdos grabados que están allí, son esos testigos de la historia de vida, pero es importante levantarse y seguir adelante, así, como lo hace Santiago... con valentía.


Frase sobre la Navidad de Charles Dickens


Charles Dickens (1812-1870) Escritor y novelista ingles. Reconocido como uno de los mejores escritores de la literatura universal, con la creación de personajes que han traspasado el tiempo. Entre sus obras más conocidas están: Oliver Twits, Los papeles póstumos del Club Pickwick, Un cuento de Navidad, Historia de dos ciudades, entre otras.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Papa Francisco: Navidad Eres Tú



Navidad eres tú, cuando decides nacer de nuevo cada día
 y dejar entrar a Dios en tu alma.

El pino de Navidad eres tú, cuando resistes vigoroso a los vientos
 y dificultades de la vida.

Los adornos de Navidad eres tú, cuando tus virtudes
 son colores que adornan tu vida.

La campana de Navidad eres tú, 
cuando llamas, congregas y buscas unir.

Eres también luz de Navidad, 
cuando iluminas con tu vida el camino de los demás
 con la bondad, la paciencia, la alegría y la generosidad.


Papa Francisco

martes, 1 de diciembre de 2015

NAVIDAD: Tiempo de volver a casa




Este comercial, de la marca alemana EDEKA, resalta el valor de la familia en la navidad: un tiempo para volver a casa y compartir con quienes más amamos.

Frase célebre sobre el amor - Peter Beagle


Peter Beagle (1939-     ) nació en Estados Unidos. Es novelista, autor de cuentos cortos, ensayos y guionista. Su género literario es la fantasía y la ficción, en el cual ha ganado varios premios y reconocimientos.

"Pienso que el amor es más fuerte que las costumbres y las circunstancia. Pienso que es posible esperar a alguien durante mucho tiempo, e incluso recordar por qué lo esperabas cuando por fin llega".

lunes, 30 de noviembre de 2015

Frase célebre sobre el amor - Bob Hope


Bob Hope (1903-2003) su nombre era Leslie Towne Hope. Nació en Inglaterra, posteriormente tomó la nacionalidad estadounidense. Fue un artista de la radio, el cine y la televisión. Ganó en varias oportunidades el premio Oscar, y el Premio Humanitario Jean Hersholt que le otorgó la Academia en el año de 1959. 

sábado, 28 de noviembre de 2015

Banksy, el grafitero del amor

Banksy es el seudónimo de uno de los más importantes artistas callejeros del mundo. Nadie tiene certeza de su biografía, ya que ha permanecido en el anonimato, en parte porque pintar en las paredes es considerado ilegal, en tal sentido ante algunas autoridades es un delincuente. Según los medios nació en el año 1971 en la ciudad de Liverpol, Reino Unido. Hijo de un técnico de fotocopiadoras, inició su arte del graffiti en la década de los 80.

Sus obras han cobrado gran valor y algunas han llegado a subastarse por cifras muy significativas, proceso que maneja mediante un representante. Sorprende con sus técnicas e imágenes, además de las localizaciones que elige para realizarlas, que van desde Inglaterra, los Angeles, Nueva York, New Orleans, Israel, Palestina, Australia, Mali, entre otros. 

Me he atrevido a darle el nombre del grafitero del amor, porque en muchas de sus pinturas, hace una alusión importante al amor en su sentido más universal, a la critica de las desigualdades sociales, de la guerra, el hambre, el trabajo infantil, el mal uso de la tecnología, la política y la cultura consumista que destruye el planeta.

He aquí 15 de sus obras con gran mensaje:

BALLOON DEBATE - Pintado en el muro que divide Israel y Palestina

CHILD LABOR- Londres en el marco de los juegos olímpicos 2012

HOPE GIRL- ubicado en varios sitos de Londres

LARGE FLOWER CHUCKER - Pintado en Israel

DON´T FORGET YOUR SCARF DEAR -Reino Unido 

CHILD SOCIAL MEDIA - En Stanley Park -Vancouver Canadá

WELL HUNG LOVERS- Pintado frente a una clínica de salud sexual en Bristol

UMBRELLA GIRL- New Orleans después del huracan Katrina
GIRL SEARCHING SOLDIER -En  Betlehem Israel 2007

CHILD SOLDIER -Hollywood Los Angeles

CHILD AND WATER -Timbuktu Mali

KEEP YOUR COINS, I WANT CHANGE - Melbourne / Australia

NO FUTURE En una residencia privada de Southampton 2010
Yo recuerdo cuando todo esto eran árboles - Detroit U.S.A.

MOBILE PHONE LOVERS - En Bristol-Reino Unido.

Si quieres ver más obras de Banksy visita el siguiente enlace:


lunes, 23 de noviembre de 2015

Antoine Leiris ante el asesinato de su esposa responde a ISIS: "No tendrán mi odio"

Antonine Leiris.     Helene Muyal-Leiris
Antoine Leiris perdió a su esposa Helene Muyal-Leiris en los últimos atentados terroristas cometidos en París. El día que recibió los restos de su esposa publicó en su cuenta de facebook un mensaje dirigido a ISIS, autores de los atentados que cobraron la vida de 130 personas y donde quedaron heridas otras 300. 

En medio del dolor por la perdida de su amada esposa, Antoine nos sorprende por la manera como responde a los autores de la tragedia. Su actitud rinde un tributo a uno de los valores más altos de la humanidad, la libertad.

"No tendrán mi odio.

La noche del viernes ustedes robaron la vida de un ser excepcional, el amor de mi vida, la madre de mi hijo, pero ustedes no tendrán mi odio. No sé quiénes son y tampoco quiero saberlo, ustedes son almas muertas. Si ese Dios por quien ustedes matan tan ciegamente nos ha hecho a su imagen, cada bala en el cuerpo de mi mujer habrá sido una herida en su corazón.

Así que yo no les daré el regalo de odiarlos. Ustedes lo están buscando, pero responder al odio con la cólera sería ceder a la misma ignorancia que hace de ustedes lo que ustedes son. Ustedes quieren que yo tenga miedo, que mire a mis conciudadanos con ojos desconfiados, que sacrifique mi libertad por la seguridad. Perdieron. Sigo siendo el mismo de antes.

Yo la he visto esta mañana, finalmente, después de noches y días de espera. Ella estaba tan hermosa como cuando partió el viernes por la noche, tan bella como cuando me enamoré perdidamente de ella hace más de 12 años. Por supuesto que estoy devastado por el dolor, les concedo esa pequeña victoria, pero esta será de corta duración. Sé que ella nos acompañará cada día y que nos volveremos a encontrar en ese paraíso de almas libres al que ustedes jamás tendrán acceso. 

Nosotros somos dos, mi hijo y yo, pero somos más fuertes que todos los ejércitos del mundo. Y ya no tengo más tiempo para darles, tengo que volver con Melvil que ya ha despertado de su siesta. Tiene apenas 17 meses de edad. Va a comer su merienda como todos los días, después vamos a jugar como siempre y, toda su vida, este pequeño niño les hará frente siendo feliz y libre. Porque no, ustedes no obtendrán su odio". 

Paris attacks: “I won't give you the gift of hating you" BBC News




martes, 10 de noviembre de 2015

El Amor por Marianne Williamson


Marianne Williamson (1952-   ) Escritora de temas espirituales y conferenciante estadounidense. Autora de los libros: Volver al Amor, Espera un milagro cada día, Dieta del Alma , entre otros.

viernes, 6 de noviembre de 2015

Desaprender la Guerra - Luis Guitarra


Desaprender la guerra, realimentar la risa, 
deshilachar los miedos, curarse las heridas. 
Difuminar fronteras, rehuir de la codicia, 
anteponer lo ajeno, negarse a las consignas. 

Desconvocar el odio, 
desestimar la ira, 
rehusar usar la fuerza, 
rodearse de caricias. 
Reabrir todas las puertas, 
sitiar cada mentira, 
pactar sin condiciones, 
rendirse a la Justicia. 

Rehabilitar los sueños, penalizar las prisas, 
indemnizar al alma, sumarse a la alegría. 
Humanizar los credos, purificar la brisa, 
adecentar la Tierra, reinaugurar la Vida. 

Desconvocar el odio, 
desestimar la ira, 
rehusar usar la fuerza, 
rodearse de caricias. 
Reabrir todas las puertas, 
sitiar cada mentira, 
pactar sin condiciones, 
rendirse a la Justicia. 

Desaprender la guerra, curarse las heridas. 
Desaprender la guerra, negarse a las consignas. 
Desaprender la guerra, rodearse de caricias. 
Desaprender la guerra, rendirse a la Justicia. 
Desaprender la guerra, sumarse a la alegría. 
Desaprender la guerra, reinaugurar la Vida.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Frase de Esperanza - Miguel de Cervantes Saavedra



Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) Novelista, poeta y dramaturgo español. Reconocido como uno de los grandes escritores de todos los tiempos. Su obra más famosa "Don Quijote" es una de las más importantes obras de la literatura universal.

"Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas"

lunes, 2 de noviembre de 2015

Frase de Winston Churchill: Nunca se den por vencidos



Winston Churchill: (1874-1965) político, estadista, orador, escritor, historiador y artista británico. Reconocido como uno de los mayores líderes en la Segunda Guerra Mundial. Ocupó varios cargos políticos y llegó a ser Primer Ministro del Reino Unido. Recibió el Premio Nobel de Literatura, otorgamiento aún muy discutido.

Su firme oposición ante la Alemania Nazi, en un momento que Inglaterra luchaba prácticamente sola, representó un motivo de inspiración para su país. Gracias a sus discursos radiales, el pueblo mantuvo la resistencia a pesar de la apabullante invasión del ejercitó nazi.

Después de la guerra, la Escuela Harrow, dónde pasó sus años de infancia, lo invitó a dar una plática para sus jóvenes estudiantes. Luego de una larga presentación, que destacaba los grandes logros de aquel distinguido egresado, Winston Churchill dio para el asombro de todos uno de los discursos más cortos de toda la historia. A pesar de su brevedad, las palabras pronunciadas manifiestan: sus dotes de orador, el valor de perseverancia que siempre sostuvo y su capacidad de líder inspirador:

"Nunca se den por vencidos: 
nunca, nunca, nunca, nunca, 
en nada grande o pequeño,
 nunca caigan excepto ante
 la convicción del honor y el sentido común.
 Nunca cedan a la fuerza; 
nunca se rindan ante el aparentemente
 abrumador poder del enemigo"
 

jueves, 29 de octubre de 2015

Bob Marley : Sólo una vez en tu vida



"Sólo una vez en tu vida, realmente lo creo, encuentras a alguien que cambia tu mundo por completo. Le dices cosas que nunca has compartido con otra alma y absorbe todo lo que dices y en realidad desea escuchar más.  Compartes esperanzas para un futuro, sueños que nunca se harán realidad, logros que nunca se cumplieron y muchas decepciones que la vida te dejó. 

Cuando algo grandioso sucede, no puedes esperar a contárselo, sabiendo que esa persona compartirá tu emoción. No se avergüenzan de llorar junto a ti cuando sufres, o reír contigo cuando haces el ridículo.  Nunca lastiman tus sentimientos o te hacen sentir que no eres lo suficientemente bueno,  sino que te fortalecen y te muestran las cosas que te hacen especial e incluso hermosa. 

Nunca hay ningún tipo de prisa, celos o competencia, sólo una tranquila calma cuando están cerca el uno del otro. Puedes ser tú mismo sin preocuparte por lo que piense, pues te ama por lo que eres. Las cosas que para la mayoría de la gente pueden ser insignificantes, como una carta, una canción o una caminata, se vuelven invaluables tesoros que se mantendrán a salvo en tu corazón por siempre.

Los recuerdos de tu infancia regresan y son tan claros y vívidos que sientes que eres joven de nuevo. Los colores se ven más brillantes. La risa forma a ser parte de la vida cotidiana, donde antes era poco frecuente o no existía en lo absoluto. Una llamada telefónica o dos te ayudan durante un largo día de trabajo y siempre te dejan una enorme sonrisa en el rostro. 

En su presencia, no necesitas de una conversación continua, pero cuando se encuentran estás contento con sólo tenerla cerca. Cosas que nunca antes te interesaron se vuelven fascinantes, porque sabes que son importantes para esa persona que es especial en tu vida. Piensas en esa persona en cada ocasión y en todo lo que haces. Cosas simples viene a tu mente como un cielo azul, un viento suave o incluso una nube de tormenta en el horizonte. 

Abres tu corazón sabiendo que hay una posibilidad de que se pueda romper un día, y en la apertura de tu corazón, experimentas el amor y la alegría que jamás habías creído posible. Te hallarás tan vulnerable y comprenderás que esa es la única forma de sentir el placer verdadero que es tan real que te asusta. 

Encuentras fortaleza al saber que tienes un amigo verdadero y, posiblemente, un alma gemela, que permanecerá fiel hasta el final. La vida luce completamente diferente, emocionante y vale la pena. Tu única esperanza y seguridad es saber que esa persona es parte de tu vida..."

-Bob Marley-

Traducción del escrito publicado en la página web Goodreads:  Bob Marley: Only once in your life

miércoles, 28 de octubre de 2015

Frase sobre el amor Ignacio Novo


Ignacio Novo: es un escritor, periodista, locutor y conferencista español. Autor de varios libros de gran aceptación pública, entre ellos: Frase para cambiar vidas y La ley de la Felicidad. Novo es uno de los blogueros en temas de autosuperación más leídos en su país.

" ... nadie que te obligue a hacer un sacrificio extremo a cambio de su amor lo merece. Nadie que sea capaz de permanecer impasible mientras te deshaces y que no se compadezca o corra a tu lado para darte auxilio y consolar tu sufrimiento merece ni un solo pensamiento de amor"  

Fuente: Frase para cambiar vidas 

martes, 27 de octubre de 2015

Poema: Muere lentamente (Martha Medeiros)




Muere lentamente quien no cambia de ideas, no cambia de discurso, evita las propias contradicciones.

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos y las mismas compras en el supermercado. Quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú y su compañero diario. Muchos no pueden comprar un libro o una entrada al cine, más muchos pueden, y se alienan delante de un tubo de imágenes que traen información y entretenimiento, más que no debería, con apenas 14 pulgadas ocupar tanto espacio en una vida.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones de los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite, por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no escucha música, quien no se ríe de sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio. Puede ser depresión, que es una enfermedad seria y requiere ayuda profesional. Entonces muere cada día quien no se deja ayudar.

Muere lentamente quien no trabaja, quien no estudia, y en la mayoría de las veces eso no es opción sino destino; entonces un gobierno negligente puede matar lentamente una buena parte de la población.

Muere lentamente quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante, abandona un proyecto antes de iniciarlo, no pregunta de un asunto que desconoce o no responde cuando le indagan sobre algo que sabe.

Muere mucha gente lentamente, y esta es la muerte más ingrata y traicionera, pues cuando ésta se aproxima de verdad ya estamos muy inexpertos para recorrer el poco tiempo que nos queda.

Que el mañana, por lo tanto, se demore mucho para hacer nuestros los días. Ya que no podemos evitar un final repentino, que al menos evitemos la muerte en pequeñas cuotas, recordando siempre que estar vivos exige un esfuerzo mucho mayor que simplemente de respirar.

Martha Medeiros

Escritora brasileña