lunes, 22 de julio de 2013

Cuento Zen sobre el amor: La mujer ideal


Dijo el discípulo al Maestro:  
¡Encontré a la mujer de mi vida! 
¡Es una estatua griega! 
¡Es más hermosa que la luna llena! 
¡Que las flores!
¡Es una joya reluciente!...

Respondió el Maestro:
Hijo, detén tu entusiasmo y dime, además de hermosa ¿qué más es? 
¿Sabe comunicarse? 
¿Sabe relacionarse? 
¿Sabe salir adelante en los infortunios? 
¿Sabe dar un apoyo y ser vulnerable al mismo tiempo? 
¿Sabe ser mujer y hembra? 
 … Porque con la belleza no irás muy lejos.

Mariano Merino
imagen:morguefile

No hay comentarios:

Publicar un comentario